Significado de Amatista | Compra Online Joyas de Tendencia

Significado de amatista

Significado de Amatista 2

La amatista es una gema, un elemento de los más utilizados en las piezas obradas por joyeros. Es una piedra atractiva con un interesante significado que la convierte en un componente muy atractivo entre las joyas que se encuentran en el mercado.

Se recomienda tener cerca una amatista a personas nerviosas que necesitan un poco de tranquilidad y relajación. Vamos a desvelarte cuál es el verdadero sentido de esta gema preciosa y por qué se usa tanto en joyería.

 

¿Cuál es el verdadero significado de la amatista?

La amatista es una piedra con propiedades meditativas y relajantes, trabaja ayudando en los planos emocionales, espirituales y físicos de las personas promoviendo la paz y calma. Combate la impaciencia.

Es popular por sus beneficios para resolver problemas legales y de dinero. Se dice que conduce hacia la prosperidad y la abundancia, aunque para conseguir estos objetivos hay otro tipo de piedras preciosas que también se recomienda utilizar.

En el plano espiritual y psíquico se utiliza para aumentar la espiritualidad y mejorar la intuición, así como potencia los poderes psíquicos de cualquier tipo. Otorga un sueño lúcido y ayuda a aumentar la capacidad de meditación. Abre los canales de telepatía, regresión de la vida, clarividencia y favorece la comunicación con los ángeles. Es una piedra protectora frente a los ataques cuando uno realiza un trabajo espiritual.

Si eres una persona espiritual o te estás iniciando en este proceso de la vida para atraer la paz, tranquilidad y abundancia a tu realidad, la amatista se convertirá en tu mejor aliada durante el camino hacia este objetivo. Lleva contigo un anillo, pendientes, pulsera o colgante con una amatista puesta y verás cómo te sientes mejor en poco tiempo.

 

¿Desde cuándo se emplea la amatista?

Esta piedra preciosa tiene una gran historia detrás que procede de los antiguos griegos. Su nombre deriva del término griego amethystos que significa sobrio. La unión de estos conceptos viene de que en la antigua Grecia creían que la amatista era un antídoto muy potente contra la embriaguez. También se suele combinar con anillos de plata ya que son dos materiales que encajan a la perfección

Esta fama pertenece a una antigua leyenda adoptada de los griegos. Una preciosa historia entre dioses y mortales. El dios Dionisio se enamoró de una doncella llamada Amethystos, como el nombre griego de la piedra, quien quería permanecer casta. Cuando la diosa Artemisa recibió las plegarias de la doncella la quiso proteger convirtiéndola en una roca blanca. De modo que el dios Dionisio ya no podría acercarse a ella por su nuevo aspecto y rompió a llorar por la tristeza de la situación. Al derramar una copa de vino tinto sobre la blanca roca, se transformó, dotando a la roca de un color púrpura, el color característico de esta piedra.

En todas las culturas antiguas y las más modernas la amatista ha sido una piedra muy apreciada. Los antiguos egipcios la utilizaban para crear sellos, tallas diferentes tipos de joyas. En la Edad Media entró a ser parte de las joyas que se ponían los cardenales y los obispos en señal de poder. La amatista acabó convirtiéndose en un símbolo de castidad, sabiduría y renuncia de los bienes materiales.

 

¿Cómo se utiliza la amatista en joyería?

Es una de las gemas, la amatista, más conocidas y usadas entre los joyeros para crear sus obras de arte. Su valor depende por completo de su color. En las minas de Siberia es donde se obtuvieron por una vez las amatistas más finas a nivel mundial. De color púrpura con brillos que destellaban colores en tonos azules y rojizos. El término siberiano ha quedado como uso comercial para definir el grado de colores similares a los de las amatistas extraídas de las minas citadas. Las gemas que imitan a estos colores son las que tienen un precio más elevado en el mercado. Una vez combinadas con anillos de oro es cuando se muestra el verdadero potencial de estas piedras semipreciosas

No es la única la amatista siberiana con un alto valor dentro del mercado. Hay otros tipos de amatistas muy utilizadas entre los joyeros. Estas tienen tonalidades de colores violetas claros y más rosados. Su nombre popular es Rose de France. El tipo de piedra que se emplee para crear un tipo u otro de alhaja dependerá del corte que se dé a la piedra incrustada.

A diferencia de otros miembros de su familia, la familia del cuarzo, que crecen bastante y se convierten en gemas que pesan hasta miles de quilates; la amatista no acostumbra a alcanzar tales dimensiones. Rara vez se encuentran piezas limpias de amatistas que lleguen a pesar alrededor de los cien quilates o los pasen.

En ocasiones se comercializa la amatista bajo el nombre de topacio de Madeira. Esto se debe a que se trabaja a grandes temperaturas y eso provoca que su color se convierta a un amarillo pardusco. Las piedras con tonalidades más claras se comercializan bajo el nombre de Topaz de Palmyra. Las conocidas como topacio español son las que adquieren una tonalidad rojiza. No te pierdas nuestros mejores anillos y consigue el que más encaje con tu personalidad