Significado de las arra de matrimonio

Significado de las arras de matrimonio 2

El día de la boda hay varios elementos que cobran un especial significado para los futuros marido y mujer, como el anillo y las arras. El anillo es el signo de amor más fuerte que existe. Es muy especial el momento en el que los novios se desposan colocando una alianza de matrimonio en el dedo del otro.

Hay otro elemento al que no se presta tanta atención, pero no carece de relevancia en la ceremonia. Son las arras relacionadas con los bienes que poseen los espesos y que a partir del momento de su unión desean compartir. No en todas las bodas se representa este acto simbólico, quizás por desconocer su significado. Para que a ti no te ocurra esto, te desvelamos cuál es el verdadero significado de la entrega de las arras.

 

¿Qué representa la entrega de las arras en las bodas?

En las bodas se usan las arras, estas son trece monedas de metal, hechas en oro o en plata. Intercambiarse unas u otras solo dependerá del gusto de los novios. En ocasiones, los novios no compran las arras y las toman prestadas de la anterior boda de algún familiar cercano que las utilizaron. Siempre y cuando este reciente matrimonio viva una buena salud matrimonial, será símbolo de fortuna para los futuros esposos.

El rito de las arras solo se realiza en los actos matrimoniales religiosos. Se debe a que en las bodas civiles, especialmente las que pasan por el registro civil, tienen un tiempo bastante limitado y no da tiempo a realizar escenificaciones. Hay que pensar muy bien si en una boda civil queremos poner a leer a un familiar o algo más especial como el acto del que estamos hablando.

Porque la entrega de las arras en a los novios lleva consigo toda una escenificación. Son portadas hasta el altar por los miembros más pequeños de la familia. Los sobrinos o los primos pequeños. Hay casos en los que si la pareja ya tiene un hijo es este quien hace la entrega de las mismas. Acercan una pequeña justo pocos segundos después de que se produzca el intercambio de las alianzas matrimoniales. De manera que con las arras se acaba de cerrar el círculo y simboliza como queda sellado el enlace entre los novios que en ese momento ya serán considerados marido y mujer.

 

¿De dónde viene la tradición de las arras?

Los primeros datos sobre la tradición de las arras vienen del viejo Oriente. Cuando se iba a cerrar un trato se acostumbraba a la entrega de una suma de dinero o de especies. En los matrimonios concertados era una señal material con que las familias demostraban su intención de que se cumpliera el enlace.

Fue el Derecho Romano quien incorporó en sus postulados las “arras esponsalicias” una garantía monetaria que se asignaba en los compromisos entre dos familias. La costumbre acabaría haciéndose fuerte en nuestro país en le época medieval. El matrimonio religioso solo se reconocía se intercambiaban estas arras, por parte del novio a la novia.

Otras leyendas dicen que las arras eran una especie de premio hacia la novia por mantener su virginidad y las podía disponer hasta el día que tuviera hijos. Su significado ha ido evolucionando hasta llegar al acto en que se ha convertido a día de hoy.

 

¿Por qué las arras son representadas por trece monedas?

Las arras, en total trece monedas, se dividen en dos grupos. El primero son doce monedas que representan la repartición de los bienes en las doce meses que tiene el año. El segundo es la última moneda que se comparte con los desamparados.

La decimotercera moneda en sus orígenes era de bronce. En la tradición actual las doce monedas son de oro y la decimotercera es de platino. También se acuñan en cualquier otro tipo de metal o en plata. Solo deben mantener el mismo tamaño. El trece en muchas culturas es un número que se asocia con la buena suerte, aunque hay otras en las que no.

Entre los precios de este elemento simbólico pasa como con los anillos de plata y oro, los hay de diferentes precios. Escoger unas u otras dependerá de los colores del ajuar y del presupuesto. Se compran en las joyerías. Los joyeros os ayudarán a encontrar unas que sean preciosas y se ajusten a vuestro presupuesto.

Ahora tienes toda la información que necesitas para dar el paso y decir el tan esperado “sí, quiero” a tu pareja. Júrale amor eterno con el intercambio de las alianzas de oro y prosperidad económica con el intercambio de las arras. Sabiendo su significado estamos seguros que no querrás dejar pasar por alto este precioso acto que en su día realizaron tus padres, tus tíos y tus abuelos. Continúa la tradición familiar, quizás compartiendo las mismas arras que en su día compartieron ellos.