Plata oxidada | Compra Online Joyas de Tendencia - Brudett

Plata Oxidada

Plata Oxidada 2

Los objetos de plata tienden a oxidarse. Es probable que el día en que queramos utilizar una cubertería de plata o una joya a la que tenemos un especial aprecio pero que solo utilizamos en ocasiones especiales nos encontremos que tienen signos de oxidación.

Esto puede pasar por diferentes motivos que os vamos a explicar en este artículo. Podéis estar tranquilos porque igual que aparece se puede combatir y limpiar los signos de oxidación para que no vayan a más y no tengas que tirar tus objetos de plata a la basura. Además podrán recuperar su brillo y calidad del principio.

Motivos por los que se oxida la plata

Al contrario que pasa con otros metales preciosos, la plata tienda de oscurecerse a causa del proceso de oxidación. Aunque es un metal precioso de una alta calidad, tienen este pequeño inconveniente si no se cuida bien de estos objetos.

Cuando esto ocurre rápidamente significa que nos vendieron o regalaron un objeto de plata de mala calidad. Es decir, con un porcentaje de plata mucho más bajo del que indicaba la pieza. La oxidación de la plata está causada por múltiples factores. La oxidación atmosférica consiste en la entrada en contacto de este material con hidrógeno junto con agua y aire.

De modo que la plata va adquiriendo un tono amarillento para después acabar oscureciéndose y tomando este color negro. Hay diferentes fórmulas, la mayoría de ellas a base de productos naturales o caseros, para combatir este estado de oxidación de la plata y devolverla a su aspecto natural.

Qué factores afectan para provocar la oxidación de la plata

No hay una fórmula exacta por la que se pueda determinar que la plata se oxida. Todo depende de la composición de plata que tenga la joya o el objeto en cuestión. Pero sí que hay factores reconocidos que afectan y provocan que suceda esta reacción en ella. Estos factores son los siguientes:

La cantidad de azufre que haya en el ambiente

Por ejemplo este es uno de los factores que no se pueden controlar ni determinar con exactitud pero que se debe tener en cuenta en el envejecimiento de una pieza de plata. Según la cantidad de azufre repartido por el ambiente, hará que la pieza se deteriore con más o menos rapidez.

Lugar de almacenamiento

Al dejar guardada durante un tiempo una joya u objeto de plata, debemos tener muy en cuenta el sitio donde la dejamos. Si este entra en contacto con otros objetos o las condiciones que pueden afectar a su composición física. Así podrá aumentar o disminuir el tiempo en que se produce la oxidación.

Productos químicos

Los perfumes, colonias, las cremas y otros productos cosméticos que aplicamos sobre la piel y que tienen una composición química pueden afectar en la oxidación de la joya de plata. Los restos de estos quedan impregnados sobre ella y provocan su deterioro. Será más o menos rápido dependiente el tipo de químicos que lleve el producto.

Agua

Aunque el agua sea un elemento natural es un potente oxidante para metales como la plata. Además el grado de cal que esta posea puede dañar más o menos a la pieza, igual que daña nuestra piel o nuestro organismo.

PH de la piel

Nuestro propio PH puede ser u motivo de oxidación para una joya que entre en contacto con nuestro cuerpo. Variará según la intensidad de cada persona, de modo que existen tipo s de PH más ácidos que afectarán en la aceleración del proceso de oxidación y otros que no afecten de la misma manera tan agresiva.

Cómo combatir la oxidación de la plata

Para combatir los efectos del proceso de oxidación de la plata lo primero es cuidar la pieza como se merece. Cada vez que utilices una joya u objeto de plata límpialos con un paño, sécalos y déjalos en un lugar seguro seco y lejos unos de otros para que no entren en contacto.

Si se trata de piezas que hace tiempo que no utilizabas, te pueden servir para volver a darles su brillo y recuperar el aspecto del primer día productos como el bicarbonato, la sal o el jabón neutro. Depende el grado de oxidación que presenten las piezas.

Estos productos que todos tenemos en casa mezclados con agua tibia son excelentes. Puedes dejar las piezas sumergidas con papel de plata o utilizar un paño humedecido con estas mezclas para limpiarlos. Después sécalos bien con un trapo suave e inmediatamente verás los efectos beneficiosos.

Si después de aplicar estas mezclas ves que la joya o el objeto de plata siguen sin recuperar su estado original, lo más recomendable es que acudas a tu joyera de confianza o al lugar donde los adquiriste y sea un profesional quien te aconseje sobre qué hacer.