Plata 999

Plata 999 2

La plata 999 también se conoce como plata pura. Es una aleación solo de este metal precioso, sin mezclar con otro tipo de material. Como pasa con el oro de 24 quilates, su equivalente en este material, la plata en estado puro es blanda y maleable. No se usa en la fabricación de piezas de joyerías ni en otro tipo de accesorios.

Para darle resistencia a la plata hay que combinarla con otros metales. En función de la cantidad de plata que lleve una joya, se hablará de que esta es de un tipo o de otro. En este artículo nos centramos en la plata 999.

 

Qué quiere decir plata 999

Cuando se habla de plata 999 quiere decir que la joya en cuestión está compuesta de 999 partes de 1000 por plata. Expresado en porcentaje sería el 99,9% de aleación de plata pura. La unidad de medida para indicar la pureza de una joya de plata viene indicada en milésimas.

En este caso estamos hablando de casi un 100% de plata (el 99,9% de aleación de plata). En las joyerías no encontrarás joyas con esta medida. Como hemos comentado la plata en su estado puro no es resistente, es fácilmente maleable. Una joya realizada en una aleación total de plata no tendría la dureza que se necesita para que nos dure años.

Sí se pueden encontrar otras medidas de plata como 925, 950 u 800. La diferencia con estos casos es que están mayormente compuestos de plata y con pequeños porcentajes de otro tipo de aleaciones. Son estos otros materiales los que dan a una joya de plata su dureza, resistencia, las diferentes tonalidades y el brillo.

Sin ellos no sería posible lucir pendientes, pulseras, collares o anillos de plata porque fácilmente se nos estropearon. En otros artículos os explicaremos qué diferencia hay con estas medidas de plata.

 

Cuáles son los inconvenientes de la plata pura o plata 999

Aunque la calidad de una joya realizada en plata 999 o pura nos puede resultar la más cara fabricada con este material noble porque su calidad es la máxima posible que se puede obtener con él, otras propiedades tan importantes como la dureza o la resistencia se ven afectadas porque no está mezclado con otro metales que le aporten su valor.

En el hipotético caso de que se crearan objetos con plata pura, esta se tendría que combinar con cobre. La cantidad de cobre que se introduciría sería del 7,5%. Pero si se realiza esta aleación, estaríamos hablando de que la plata ya no es pura puesto que hay otro metal como es el cobre. Por este motivo es que existen otras mediciones más baja que la plata 999 y que sí encontrarás fácilmente en las joyerías.

 

Para qué se usa la plata 999

Si decimos que es muy extraño encontrar joyas de plata 999 o pura en las joyerías por su falta de dureza y resistencia, os extrañará que exista esta medida, pues debe tener algún tipo de aplicación o de lo contrario no se nombraría como tal, solo como plata pura.

No se emplea para hacer objetos que utilizamos a diario pero sí en otros ámbitos diferentes. El otro nombre con que se conoce a la plata pura es Pure Silver entre los anglosajones. En este caso, ellos la emplean para la fabricación de monedas. Los avances tecnológicos les han permitido que puedan hacer monedas de plata pura sin perder su calidad durante el proceso de fusión con otros tipos de metales.

La plata pura donde más se suele encontrar es en monedas para coleccionistas o en monedas conmemorativas. Un ejemplo es la moneda de la filarmónica de Viena, la soberana de Inglaterra o la moneda de la hoja de maple de Canadá.

La plata es un material que tienen muchas más aplicaciones lejos de la joyería y el mundo de la decoración. En elementos industriales se encuentra este material y también dentro del campo de la medicina. En estos casos la plata y los elementos que se crean con ella tienen unas características determinadas.

Como te hemos explicado en otros post, la plata con los años puede adquirir un tono oscuro, tirando a negro, o también un color amarillento. Es fácil eliminarlos con una mezcla de bicarbonato de sodio en agua caliente y dejando las piezas de plata dentro de ella o frotándose con un paño húmedo. Visita nuestras recomendaciones sobre cómo limpiar la plata.

Así que ya sabes, será muy raro que en el mundo de la joyería puedas adquirir una pieza u objeto hecho en plata pura o plata 999. Pero sí en otros campos de la vida. Si quieres una buena joya de plata, lo mejor es que preguntes a tu joyero de confianza sobre las medidas de sus piezas y te lleves la que tienen una aleación más alta de este material.