Anillo de compromiso ¿En qué mano va?

Anillo de compromiso ¿En qué mano va? 2

El anillo de compromiso simboliza el gran paso de una pareja hacia la aventura común llamada matrimonio. El día de la petición de mano a la novia es uno de los más bonitos en la pareja. El novio se encarga de preparar hasta el más mínimo detalle para convertirlo en un momento inolvidable. Pero, ¿sabes en qué mano va el anillo de compromiso?.

Imagina la situación, preparas una cena romántica en el restaurante favorito de tu chica. Ella está impresionante, con un vestido precioso para la ocasión aunque desconozca lo que va a pasar esa noche. Te arrodillas delante de ella, sacas la cajita con el anillo, pronuncias las palabras mágicas y… te quedas en bloqueas porque no tienes ni idea de dónde va el anillo. Menuda cara se os quedaría a los dos.

Siguiendo la tradición el anillo de compromiso se lleva en el cuarto dedo de la mano izquierda. Esta práctica viene de los romanos y tiene un significado romántico. Los romanos tenían la creencia de que en el cuarto dedo de la mano izquierda se situaba una vena que conectaba con el corazón, le daban el nombre de la Vena Amoris.

Esto solo era una leyenda, la Vena Amoris no es real. En cambio, la tradición se ha mantenido con el paso de los siglos por el romanticismo que la rodea. En la boda el anillo de compromiso cambia de mano y para a la derecha. Esta tradición se mantiene en nuestro país y en otros como Rusia, Colombia y Grecia. En los anglosajones es al contrario. Durante el compromiso lo portan en la mano derecho y tras la boda en la izquierda.

 

En qué otras culturas se lleva el anillo de compromiso en la mano izquierda

Como comentábamos en Grecia, Rusia o Colombia también se coloca el anillo de compromiso en el dedo anular de la mano izquierda. No son las únicas en que se sigue esta práctica. Los egipcios reconocían la idea de una vena que conectaba directamente con el corazón en este dedo.

Fue en el siglo XVI cuando el uso del anillo para pedir matrimonio se formalizó. Fue obra del Rey de Inglaterra Eduardo VI. Además el otorgó el significado que tiene a día de hoy. Se utiliza un anillo y no otro tipo de joya porque representa su forma circular representa continuidad, tal como debe continuar siendo el amor entre la futura pareja de esposos. En los últimos años se ha añadido la práctica de incluir una frase de amor para sellarlo.

 

De qué material son los anillos para pedir matrimonio

Este símbolo de amor entre una pareja que afianza su compromiso suele llevar incrustado un diamante. El primer diamante en un anillo de compromiso se registra en el año 1477 cuando Maximiliano de Austria pidió matrimonio a María de Borgoña. Un material duro y resistente que refuerza su representación del amor eterno.

Pero los diamantes no son un requisito indispensable, se pueden utilizar otro tipo de piedras preciosas. Como por ejemplo un zafiro o un rubí. El material con el que se crea la circunferencia de la alhaja suele ser oro blanco. Elegante o sofisticado. Su precio es bastante elevado, más si se incluye una piedra en su diseño. Esto ha dado pie a que desde hace un tiempo se emplee la plata. De aspecto parecido y a un precio bastante más asequible para los bolsillos. De aquí nacen los anillos Brudett de plata 925

Pocos anillos de compromiso verás en oro amarillo. Este material se reserva para el anillo que simboliza la unión matrimonial y se coloca en el dedo anular de la mano derecho durante la ceremonia.

 

Protocolo para pedir compromiso

La tradición seguida desde su aparición en las grandes civilizaciones antiguas dicta que el anillo debe ir en el cuarto dedo de la mano izquierda. Si se respeta el protocolo, esto es algo que debe cumplirse a rajatabla.

En cambio, muchas novias han comenzado a romper la tradición y portar el anillo en otras partes. Algunas novias regalan el anillo de compromiso a su pareja, siendo así el chico quien lo lleva durante ese periodo hasta el día de la boda. Las joyerías han visto una oportunidad comercializando anillos de este tipo para hombres.

En otros casos, las novias prefieren no lucir la alhaja en la mano izquierda por comodidad o por la falta de costumbre que puede resultar molesta. Lo cuelgan en una bonita cadena alrededor del cuello, portándolo siempre con ellas. Es otra forma de lucirlo y bastante más cómoda. Sin correr el riesgo de perderlo. Tras formalizar la relación con el matrimonio continúan llevando el anillo como si se tratase de un colgante.

Ahora ya sabes dónde tienes que colocar el anillo a tu novia el día de la pedida de mano. ¿Vas a ser de los que sigan la tradición o vas a romper las normas? ¿Serás tú quien lo de o quizás se adelante tu novia?