Diferencia entre brillante y diamante

Diferencia entre brillante y diamante 2

Tenemos muy claro que los diamantes brillan y en ocasiones confundimos diferentes tipos de piedras con diamantes solo porque comparten esta característica. Antes de comprar una joya es importante conocer la diferencia entre los brillantes y los diamantes para no confundirlos.

Al distinguirlos sabremos rápidamente cuál es el valor de cada joya y poder tomar tranquilos la decisión sobre si realizamos la compra o no. En Brudett os vamos a facilitar la tarea de aprender a distinguir brillantes y diamantes. En este artículo os vamos a contar sus diferencias. Si quieres descubrirlas, quédate con nosotros leyendo toda la información.

 

Qué es un brillante

En el sector de la joyería un brillante es un elemento que se fabrica a partir de diamantes y otro tipo de piedras preciosas. Este elemento está cortado de una forma característica y tiene unas facetas peculiares son las que le aportan este brillo que no tiene comparación.

Su forma siempre es de cono porque así se consigue que reflejen mejor la luz. Se utilizan mucho en joyería porque permiten crear joyas muy especiales y dan más juego que otras piedras con características parecidas.

Para hacer un brillante hay que conocer la técnica de corte de estos porque es de una forma muy determinada. Los brillantes solo se pueden obtener de algunas piedras determinadas que tienen las características precisas para realizar este corte específico.

Por lo tanto, todos los brillantes en el mundo son exactamente iguales porque se cortan de la misma manera y tienen la misma forma. Compres donde compres tu joya, los brillantes son los mismos y los identificarás fácilmente.

 

Qué es un diamante

Los diamantes son minerales que se obtienen del carbono y de los que se dice que son los mejores amigos de las mujeres. Son piezas realmente codiciadas en la joyería por su alto valor. Aunque te avisamos de que el diamante más caro del mundo ya está pillado.

Estos minerales destacan por su belleza, su dureza y su conductividad térmica. Estas dos últimas características afectan a que también sea un mineral utilizado en determinados procesos industriales.

Se extraen a unos 140 o 190 kilómetros de profundidad en el manto terrestre. Es gracias a la presión que ejercen las elevadas temperaturas de esta capa del planeta Tierra que se forman estos preciosos y preciados minerales.

 

Qué diferencias existen entre los brillantes y los minerales

Ya tenemos las definiciones de cada una de estas piezas de joyería. Pero es posible que esto nos baste para diferenciarlos nada más tenerlos delante. Continuaremos dando pistas sobre cuáles son las diferencias entre los brillantes y los diamantes.

El diamante es una pieza bruta, es decir, se presenta tal y como se encuentra en su estado puro en la naturaleza. Mientras que brillante es la palabra que se utiliza para designar un tipo determinado de talla en joyería. Realmente el brillante es la talla del diamante, de forma redondeada, cuando adquirimos un diamante lo que realmente nos estamos llevando a casa es un brillante. Esta es su forma una vez que se ha trabajado con él.

Aunque no todos los brillantes son diamantes. Cuidado con esto porque es importante entender que los brillantes también se pueden realizar con otros tipos de piedras preciosas. Como son un tipo de talla, esta talla se le puede dar a todo tipo de piedras preciosas como las gemas.

Para no equivocarte, el día que entres en la joyería para llevarte un diamante dile al joyero que quieres un diamante con forma de brillante. Le estarás especificando la piedra y la forma de esta. El brillante es la forma más común con la que vamos a encontrar los diamantes en cualquier negocio. Es por esto que se ha producido la confusión entre ambos, dando pie a confusión.

Por lo tanto, volvemos a señalar que un diamante es la piedra en estado puro que se presenta en la naturaleza y el brillante es la forma con la que normalmente se talla esta piedra, pero que también se puede utilizar para tallar otras piedras preciosas. Esperamos que ahora sí te haya quedado completamente claro lo que son cada uno de ellos y vayas tranquilamente a la joyería a compilarlo sin confundirte de tipo de piedra.

 

Cuáles son más caros los brillantes o los diamantes

Bueno, es posible que esta pregunta se te haya pasado por la cabeza pero ya ves que solo son la piedra natural y su forma. Lo que verdaderamente determina el precio de una joya son otras características como la talla, el peso, la pureza y el color.

A medida que un diamante sea de mayor tamaño, este pesará más y crecerá su valor. La pureza la determinará que el diamante no tenga ningún efecto, lo que es raro que suceda. Mientras más brillo tenga y luz refleje mejor porque pocas piedras preciosas lo hacen de este modo. Son realmente escasos. Así que mira estas características y sabrás si tu joya realmente es acorde a su valor.