Diferencia entre anillo de pedida y anillo de compromiso

Diferencia entre anillo de pedida y anillo de compromiso 2

Quizás no te hayas parado a pensar que el anillo de pedida y el anillo de compromiso no son los mismo. Entre ellos hay diferencias. Ambos anuncian el replique de las campanas de boda. Antes realizar la propuesta de matrimonio a tu novia, de la que estás tan enamorado, te vamos a contar la diferencia entre los dos tipos de anillos para evitar una metedura de pata en uno de los momentos más increíbles de vuestra relación.

Es habitual confundir los anillos de pedida con los anillos de compromiso. No te preocupes, es bastante común que esto suceda. Las parejas compran los anillos guiándose por sus gustos, no por el tipo de joya que están pretenden comprar. Si quieres ser fiel a la tradición, es mejor conocerla.
El anillo de pedida es el primer paso antes de colocar el de compromiso. El novio regala a su pareja un anillo de pedida en señal de mostrar su intención de continuar su relación para toda la vida, afianzándola con el matrimonio. Suele ser un tipo de anillo llamativo frente a la sobriedad del de compromiso. Es una joya con fama ser cara, aunque en los últimos años se han diseñado modelos para todo tipo de bolsillos.

 

Qué marca el protocolo frente a anillos de pedida y compromiso

El protocolo es el que dicta cómo es el anillo de pedida que el novio regala a la novia y no al contrario. Normalmente es de oro blanco con un diamante u otra piedra preciosa. Acompañada de varios brillante, esto es opcional dependiendo de los gustos de la pareja. La piedra preciosa se asocia con el concepto de perdurabilidad por su dureza y resistencia. No se emplea el oro amarillo para estos tipos de joya porque absorben la luz que emiten los diamantes y otras piedras.

El diamante es el rey de entre las piedras preciosas en los anillos de pedida. Ya se dice que solo los diamantes son capaces de hacer completamente felices a las mujeres. También se utilizan otras como las esmeraldas, rubís o zafiros menos ostentosos y llamativos que la primera.

Antes la tradición marcaba que la pedida se realizaba en casa de la novia. Con el avance de los tiempos la tradición ha cambiado y ahora se realizan en otros escenarios como restaurantes o rincones que han sido especiales para la pareja durante sus años de noviazgo.

Cuando se formaliza la pedida de mano de la novia, se coloca el anillo de compromiso. Su principal características es la elegancia y su atemporalidad. Son modelos que no varían en cada temporada. Se realizan en tonos de oro amarillo aunque también se utiliza el rosa o gris, el platino o el paladio.

 

Cómo escoger un anillo de compromiso

Esta es la pregunta del millón entre los novios cuando van a escoger un diseño para formalizar su relación con su pareja. ¿Qué tipo de anillo compro? Bueno, no hay una única respuesta para esta cuestión. Hay tantas como gustos y parejas sobre la tierra.

Para decantarse por uno o por otro define cuál es tu presupuesto. Será tu mejor guía para decidir. Ahora tienes una gran variedad de modelos por lo que no es necesario gastarse medio sueldo para tener una alhaja preciosa que regalar.

Hay diferentes tipos de corte, dependen de la cantidad de tiempo que requiera limar el anillo y el engarce de la piedra que lo acompañe. Algunos de estos cortes son redondos que es el corte clásico en la mayoría de los anillos de compromiso. Corte princesa se caracterizan por ser especialmente brillantes y agudos con forma cuadrada o rectangular. Corte radiante con vértices rectos y esquinas cortadas. Esmeralda o corte oval. Según el corte de la piedra preciosa así será tu anillo.

Ahora que tienes claros los conceptos, conoces la diferencia entre el anillo de pedida y el anillo de compromiso y tienes clara la idea de pedir matrimonio a tu pareja, lánzate a comprarlo. Cuenta con la ayuda de personas de confianza tomar tu decisión, déjate asesorar pues es un regalo muy especial con el que mostrarás tus sentimientos a tu novia y merece que cada detalle esté especialmente cuidado y pensado para que ella lo luzca en la mano hasta el día de la boda.

Como sabes el anillo de compromiso se lleva en el dedo anular de la mano izquierda, aunque existen otras opciones como llevarlo colgado en una preciosa cadena a juego a modo de colgante aunque es bastante menos vistoso de esta manera que llevarlo en la mano.

Es el próximo paso será escoger un anillo de boda, un modelo completamente diferente a los dos anteriores, anillo de pedida y anillo de compromiso. De momento, céntrate en la elección del anillo con el que dar el primer paso ahora que tienes claras las diferencias y demuestra tu amor.