¿Cómo limpiar anillos de oro? | Compra Online Joyas de Tendencia

¿Cómo limpiar anillos de oro?

¿Cómo limpiar anillos de oro? 2

El oro es un material inerte que deberás cuidar con suma delicadeza para que este no se pueda rayar ni estropear la pieza. Las joyas de oro, especialmente los anillos de oro, son las que tienen un precio más elevado en el mercado y es una pena que por un mal cuidado se eche a perder este objeto

¿Cómo limpiar anillos de gran valor?

Los anillos de oro tienen un valor sentimental diferente al de otras joyas. Puesto que son el símbolo de la unión y el amor entre los miembros de una pareja. Son las joyas que se regalan el día de la pedida de mano y las que se intercambian el día de la boda para formalizar el paso de novios a marido y mujer.

En Brudett, como sabemos el valor que tienen para ti tus joyas de oro, te vamos a dar una serie de consejos para limpiar tus anillos de oro con todo el cariño del mundo y que estas se mantengan como el primer día que las utilizaste. Así podrás lucirlas cada vez que te apetezca o asistas a un evento importante en tu vida.

Consejos para limpiar anillos de oro

Una vez más, te daremos unos consejos sencillos, rápidos y fáciles de preparar en casa porque están basados en productos caseros. Puedes ver otros artículos sobre cómo limpiar joyas que hemos dejado a lo largo de este tiempo en nuestra web.

  • Detergente neutro y agua tibia

Coge un pequeño bol de la despensa de tu cocina. Vierte agua tibia, previamente calentada, y mezcla unas gotas de detergente neutro en ella. Mezcla suavemente ambos elementos. Sumerge el anillo de oro o frota suavemente con un cepillo de cerdas suaves.

Ten especial cuidado con la temperatura del agua. Si está muy alta es posible que dañes la pieza. Con el agua del grifo es suficiente, también tiene la opción de utilizar agua gasificada sin sodio o agua carbonatada que te ayudará a desprender con mayor facilidad la suciedad.

  • Amoniaco

El amoniaco es uno de los productos más útiles para eliminar los restos de suciedad que aparecen en los anillos de oro cuando llevan un tiempo en el joyero sin utilizarse. Pero no debes recurrir a él como método en cualquier momento porque podrías dañar la pieza. Hay un momento exacto para hacerlo y eso es cuando hayas aplicada otros remedios para limpiar el anillo y continúes sin ver resultados positivos.

Para limpiarlo con amoniaco deberás poner una parte de este por cada seis partes de agua en un recipiente. Remueve con cuidado hasta ver que queda una mezcla uniforme. Cuando lo tengas introduce el anillo, te vale para otras joyas de oro, y déjalo allí durante solo un minuto. Si pasa más tiempo de un minuto. Corres el riesgo de dañar la capa exterior de este y dejarla sin su habitual brillo. Para que no metas la mano en la mezcla utiliza un colador que no vayas a volver a usar para cocinar.

  • Pasta de dientes

La pasta dental es un producto multiusos. Es rápido y es algo que todos tenemos a la mano en nuestras casas. Es un método poco agresivo que puedes utilizar para sacar brillo a tus anillos. Pon un poco de pasta en un cepillo de dientes, recuerde que de cerdas suaves, mezcla con un poco de agua y frota suavemente la pieza.

Cuando se haya formado una pasta blanca alrededor del anillo, retírala con agua tibia y seca con un paño suave. Tu anillo quedará como nuevo después de aplicar la pasta de dientes para limpiarlo.

Limpiar anillos de oro con piezas incrustadas

Los trucos que te hemos mencionado en el punto anterior son válidos si se trata de un anillo de oro que no lleva otra pieza incrustada. Si este lleva un diamante o cualquier otra piedra preciosa, presta especial atención porque requieren un cuidado especial.

La mejor solución que te podemos dar en estos casos es aplicar jabón, agua y secar con un paño suave. Trata la pieza con sumo cuidado pues la piedra preciosa puede desprender si utilizar un producto agresivo o frotas con demasiada intensidad. Para secar coloca el anillo boca debajo de manera que el agua salga por completo de los huecos del anillo.

Cómo limpiar anillos de oro blanco

Los anillos de oro blanco tienen una capa final de rodio que les da su característico color. Cuando las guardes en el joyero procura que estén lejos de las piezas de plata o déjalas en uno diferente para que cojan ese color negro.

Estas piezas son más delicadas y el mejor producto casero para limpiarlas es el huevo. Extiéndelo por la superficie del anillo con un paño y después retíralo con otro húmedo hasta no dejar ningún resto.