Alergia a las joyas, síntomas y tratamientos

Alergia a las joyas, síntomas y tratamientos 2

No es frecuente tener alergia a materiales noble como el oro, la playa y el platino los principales elementos que se utilizan para fabricar joyas. Es bastante más usual con la bisutería, se puede tener alergia a alguna de sus componentes y no saberlo hasta el momento de llevar puesta la pieza.

Sin embargo la alteración cutánea frente al uso de una joya se desarrolla en cualquier momento y se hace visible rápidamente. Es necesario aprender a identificar qué síntomas produce la alergia a una joya, ya sea unos pendientes, anillos, pulseras o collar, para actuar con rapidez frente a su aparición y que no se convierta en un problema mayor.

 

Síntomas de la alergia a las joyas

Cuando las joyas son de oro puro es muy extraño tenerles alergia. No olvidemos que en bastantes ocasiones las joyas que adquirimos no son de metales nobles puros. Esto quiere decir que un anillo que parezca de oro o de plata solo tiene un baño exterior para simular su aspecto. Su componente principal pueden ser materiales como el rodio o níquel. Estos sí que causan verdaderas irritaciones en la piel.

El síntoma más visible es la inminente reacción cutánea, se enrojece la piel en contacto con la joya. Aparecen granos o sarpullidos. En verano estas reacciones se pueden agravar con la sudoración de la piel que acentúa las erupciones espontáneas.

Estos síntomas son comunes cuando se mezcla oro o plata con níquel o acero inoxidable. Es posible tener alergia al oro. Aunque es un material seguro e inerte tiene algunas formas químicas en las que produce reacción en los tipos de pieles más sensibles, dando pie a la aparición de síntomas de dermatosis. Es, por ejemplo, el caso de las sales de oro que manipulan los joyeros y los orfebres para crear determinadas piezas.

Estas reacciones no se pueden curar, es decir, no se pueden erradicar. Sí se pueden tratar para disminuir sus síntomas y mejorar su aspecto visiblemente. La mejor alternativa es no utilizar piezas de bisutería si uno es consciente de que sufre este tipo de alergia.

Cada vez es más frecuente que en bisutería se empleen otro tipo de fusiones de materiales como estaño, zinc, aluminio, magnesio con oro y plata. Utilizando el níquel en cantidades cada vez más pequeños. Por precaución, intente usar con la menos frecuencia posible o directamente evitar este tipo de piezas.

 

Cómo tratar las alergias a las joyas

El punto clave para tratar una alergia es dejar de utilizar el artículo en cuestión que la provoca. Unos pendientes, pulsera, anillo, collar o un reloj. En ocasiones, estos no provocan directamente la irritación de la piel. Si nos fijamos bien alteran su color hacia un tono verdoso que da aspecto de suciedad y que poco a poco se transmite sobre la zona cutánea con que se encuentra en contacto.

Te aconsejamos que el primer paso sea acudir a tu médico de cabecera y realizar una prueba para comprobar con exactitud a qué material eres alérgico. Así descubrirás el tratamiento exacto que aplicar. Para las reacciones espontáneas te damos unos trucos con los que aliviarás los síntomas la erupción, el picor y el dolor. Recurre a ellos en caso de emergencia, teniendo siempre presente que después deberás acudir a tu médico.

La laca de brillo de uñas tiene múltiples aplicaciones en la joyería. En este caso, si das varias capas en la zona donde se produce la reacción alérgica evitarás que la joya te siga produciendo este síntoma porque hace de capa protectora sobre la piel. Ten cuidado porque si no sabes exactamente qué te la provoca, algunos de sus componentes pueden empeorar tu situación.

El aceite de coco tienen propiedades antibacterianas e hidratantes que reducen el enrojecimiento, la descamación de la piel y la sequedad. Aplica un poco sobre la zona afectada y tras repetir varias veces el proceso verás los resultados.

Prepara una pasta con avena y agua tibia, aplícala sobre la zona que ha estado en contacto con la hoya. Notarás el alivio en pocos segundos. En este sentido el aloe vera también es altamente efectivo en el momento. Calma, hidrata y refuerza la piel. Se aconseja que se utilice a diario para cuidar las pieles sensibles.

El vinagre de manzana también tiene propiedades que calman la inflamación y el picor. Para aplicarlo tienes que mezclarlo con agua y dejarlo actuar durante media hora. Intenta no empapar la zona o no absorberá la mezcla.

Como ves puedes calmar rápidamente los síntomas de una reacción alérgica a una joya en casa con productos completamente naturales. Insistimos en que si te ocurre esto, recurre a uno de los tratamientos que te aconsejamos, vayas lo antes posible a tu médico. Una reacción fuerte necesitará de un tratamiento médico para aliviarla.